Con gran entusiasmo y dinamismo por parte de los alumnos de colegios de la zona, se desarrolló la primera fase de talleres de la segunda versión del programa MiniStartups, iniciativa impulsada por Fundación Emprépolis, que busca transferir herramientas de emprendimiento tanto a docentes como a jóvenes de la región.

Los estudiantes, pertenecientes a tercero y cuarto medio del Colegio Industrial Salesiana San Ramón de La Serena y al Colegio Nuestra Señora de Andacollo, participaron del interesante taller llamado “Pasión por Emprender”, que tuvo como objetivos otorgar herramientas a los alumnos en cuanto a la detección de su pasión o de lo que les gusta hacer, y adquirir también habilidades transversales relacionadas con la conformación de equipos, enseñanzas que les serán de gran utilidad en sus vidas.

Francisco Araya, Coordinador de Social Cowork, recalca que este taller es importantísimo, ya que un emprendimiento sin una visión clara, está destinado al fracaso, por ende, “los estudiantes tienen que saber desde ya que, si van a emprender o si harán cualquier cosa en su vida, deben contar con una visión, y esta se relaciona con un propósito que proviene de una pasión. De esta manera, lo que les apasiona es lo que tienen que hacer toda la vida y eso deben transformarlo en un propósito. Así que es crucial para ellos, primero, para que lo adopten como un estilo de vida, que es lo que nosotros buscamos instaurar en el programa MiniStartups, que el emprendimiento sea una filosofía de vida, indistinto de si se convierten en emprendedores o no; y segundo, que cuando llegue la hora de emprender, persigan un propósito y sean capaces de formar equipos de trabajo ganadores”.

Cristian Olivares, docente del colegio Nuestra Señora de Andacollo, y que imparte los módulos de “Proceso Administrativo” y de “Emprendimiento”, señala que la importancia del programa MiniStartups reside en el desarrollo de la capacidad de los jóvenes para resolver problemáticas. El profesor agrega que “los talleres están muy bien estructurados, el relator tiene un gran dinamismo y se notó en el trabajo que se hizo, los alumnos estaban todos comprometidos, así que creo que los resultados serán óptimos”.

En tanto, Patricio Riveros, profesor del módulo “Emprendimiento y Empleabilidad”, del Colegio Industrial Salesiana San Ramón de La Serena, indica que MiniStartups influye en el enriquecimiento de la personalidad de los estudiantes, además de permitir que ellos encuentren un propósito y lo desarrollen.

Bastian Manríquez, uno de los asistentes al taller y alumno de cuarto medio del Colegio Industrial Salesiana San Ramón de La Serena, comenta que le gustaría aprender a emprender en los talleres, para que “en el futuro si yo quiero crear mi propia empresa, ya voy a saber cómo hacerlo, ya sea independiente o con ayuda”.

Otro de los estudiantes que estuvo presente fue Jordan Saldívar, quien cursa el tercero medio en el Colegio Nuestra Señora de Andacollo. El alumno expresa estar satisfecho con los talleres, ya que gracias a la instancia ahora sabe cuál es su vocación, y desea seguir aprendiendo para algún día comenzar una empresa.