Diferencias entre una factura electrónica y tradicional y cómo hacer un Certificado Digital fueron parte de los tópicos tratados en el Taller “Facturación Electrónica para Emprendedores” este jueves 17 de noviembre en el espacio de trabajo Social Cowork de nuestra fundación.

En la ocasión, Alexis Alfaro, ingeniero comercial y contador técnico, informó a los asistentes acerca de conceptos básicos como las notas de crédito y débito, guías de despacho, libros de compra y venta, además de los requisitos para optar a la facturación electrónica, y la comparación entre un software de pago y el sistema gratuito MiPyme y sus beneficios respectivos. En la ocasión, el especialista entregó variados consejos sobre el uso de la facturación electrónica y así evitar multas. Se lograron resolver también las dudas de los emprendedores, quienes expusieron sus casos específicos.

Para Alfaro, la principal dificultad de la facturación electrónica es que las entidades gubernamentales no han tratado el tema desde lo práctico, sino más bien desde lo teórico. “Proporcionan charlas para los emprendedores, pero en la realidad lo que ellos necesitan es tener instalado el certificado, porque muchas personas no saben cómo comprarlo, o a veces no se atreven a usar la tecnología. Esa es la principal dificultad que veo en la facturación electrónica y en su implementación ya que si bien hay mucho emprendedor joven, también hay personas mayores que les cuesta usar la tecnología”.

En cuanto al impacto que este sistema tiene para el ámbito de las empresas, el profesional indica que definitivamente hace que el proceso de la facturación sea más ágil, porque los emprendedores “van a poder enfocarse en lo que es su negocio, ya que muchas veces hay que ir al Servicio de Impuestos Internos, y a veces solamente para que te timbren una factura hay que esperar una o dos horas, entonces, esto le va a dar un enfoque, además de evitar la pérdida de documentos y así evitar multas, es lo que hay que evadir a toda costa, porque son éstas las que muchas veces socavan un buen emprendimiento”.

Una de las asistentes al taller, Jacqueline Cortés, está comenzando el proyecto “Eco Jaus, Construcción sustentable”, emprendimiento que busca reducir la contaminación del medio a través del uso de plástico como material para la construcción sustentable de viviendas. La emprendedora comentó que la exposición le sirvió mucho, debido a que recientemente empezó a instruirse en estas temáticas y logró aclarar muchas de sus dudas. “Si dentro del año o del próximo quiero emprender, esta información me va a servir”.

Refiriéndose a la importancia de generar instancias para acercar estos temas a los emprendedores, Alfaro enfatizó en el poder que otorga la información, debido a que con estos talleres se logra empoderar a los microempresarios, lo cual es importantísimo para evitar fraudes o multas en el futuro.