Con tan sólo 18 años, Isaac Jeria, estudiante de Ingeniería en Información y Control de Gestión de la Universidad Católica del Norte, es un emprendedor que forma parte de la #ComunidadEmprépolis. Su objetivo: llevar energía a todos los lugares del planeta.

Freenergy consiste en desarrollar una caja “mágica” que transforme la energía cinética en energía eléctrica, la cual puede ser trasladada de un lugar a otro sin ningún problema. El fin es que este artefacto sea también autosustentable, es decir, que no requiera una fuente externa de energía.

Isaac cuenta que empezó a incursionar en el emprendimiento por su gran curiosidad. “Siempre fui muy soñador y autónomo, nunca me gustó seguir los sueños de alguien más, siempre intenté luchar por los míos y ayudar a los demás. Eso fue algo que me inculcó mi papá”.

Sus proyecciones con respecto a Freenergy son bastante ambiciosas, ya que a mediano plazo desea que todas las personas puedan acceder a una fuente de energía continua y a largo plazo, el emprendedor planea la creación de una central eléctrica, con el fin de conseguir una conexión mundial con este sistema de energía.

El estudiante relata que disfruta mucho de actividades deportivas, en especial las extremas, tales como escalar, hacer recorridos en kayak, la calistenia, el fútbol, entre otras. Además, se declara una persona curiosa. Pese a su corta edad, y gracias a su determinación, Isaac se atrevió a emprender, para contribuir de alguna manera a que los sectores más alejados del planeta puedan contar con energía eléctrica y así aportar a un mundo mejor.